Requisitos para acogerme a Ley de Segunda Oportunidad

Una de las dudas más frecuentes que tienen las personas que tienen algún tipo de deuda es cuáles son los requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad. Este tipo de procedimientos van a permitir que podamos cancelar nuestras deudas de una manera mucho más eficiente. Especialmente para aquellos casos en los que tenemos un gran número de acreedores y estos han comenzado a presionar para cobrar la deuda de manera agresiva y molesta. Una de las mejores formas de hacer uso de este recurso es contar con los expertos en Ley de Segunda Oportunidad de Deudafix

¿Qué es la Ley de la Segunda Oportunidad en España? 

La Ley de Segunda Oportunidad nace en España en 2015 y constituye una vía para que las personas deudoras puedan cancelar la deuda que les asfixia de una manera favorable para ambas partes. Este tipo de recursos surge para permitir que las personas que no tienen la liquidez suficiente para afrontar las deudas que hayan ido acumulando, puedan comenzar a deshacerse de ellas. Este recurso es útil tanto para la persona endeudada como para los acreedores, que podrán ver cómo se les reintegra una parte del monto debido. 

Todo lo que se refiere a esta ley podemos encontrarlo recogido en el Real Decreto-ley 1/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social. Y surge por la necesidad de darle a las personas que han fracasado económicamente una nueva opción para reencauzar su vida y poder embarcarse en nuevos proyectos tanto empresariales como personales. Además de poder ofrecer a los acreedores la oportunidad de recuperar una parte de su patrimonio que, en caso contrario, puede que nunca fuera reintegrada.

Ley de Segunda Oportunidad: requisitos para acogerse a ella

Al igual que ocurre con otros procedimientos relacionados con la devolución y/o gestión de la deuda, hay una serie de requisitos que debemos cumplir para poder beneficiarnos de ella. A continuación conoceremos todo lo que vamos a necesitar para saber si esta puede ser la solución que estamos buscando. De esta forma, en caso de no cumplir con los requisitos, en Deudafix podremos encontrar una solución que se adapte perfectamente a vuestra situación. 

Para poder acogernos a la Ley de Segunda Oportunidad los requisitos son los siguientes: 

  • El solicitante debe ser un deudor de buena fe.
  • El monto total de las deudas contraídas no van a poder superar en ningún caso los 5 millones de euros. 
  • Es imprescindible que el deudor en cuestión no cuente con el patrimonio suficiente para hacer frente a sus deudas. 
  • No haber cometido ningún delito contra la Hacienda Pública, la Seguridad Social, Patrimonio, los derechos de los trabajadores o cualquier tipo de delito económico. 
  • No ser objeto de concurso culpable. 
  • No haberse beneficiado de la Ley de Segunda Oportunidad en los últimos 10 años. 
  • Haber intentado llegar a algún tipo de acuerdo extrajudicial con los acreedores. 

Acuerdos extrajudiciales con acreedores

Como ya hemos visto, para poder beneficiarnos de la Ley de Segunda Oportunidad, es imprescindible intentar llegar a algún tipo de acuerdo extrajudicial con los acreedores. Para poder hacerlo es importante contar con expertos en gestión de deuda como es el caso de Deudafix

Los acuerdos extrajudiciales consisten en realizar una reunión para intentar renegociar las condiciones de la deuda con los acreedores. Es imprescindible la intervención de un juez o mediador concursal. Durante este procedimiento se elabora un plan de pagos adaptado para que el deudor pueda hacerse cargo de la deuda. La Ley de Segunda Oportunidad establece un plazo de dos meses para poder llegar a un acuerdo. 

¿Qué beneficios tiene la Ley de Segunda Oportunidad?

Existen múltiples beneficios para la Ley de Segunda Oportunidad, más allá de conseguir cancelar una parte o la totalidad de la deuda. 

  • Nuestros datos también serán eliminados de cualquier lista de morosos en las que nos encontremos. 
  • Podremos volver a solicitar cualquier tipo de préstamos, financiación, hipotecas, tarjetas de crédito, etc. 
  • Además de que las posibles llamadas de los diferentes acreedores desaparecerán. 

En definitiva, podremos volver a empezar, tal y como promete la Ley de Segunda Oportunidad. 

En conclusión, la Ley de Segunda Oportunidad no es otra cosa que un recurso facilitado por el Estado para que las personas con deudas puedan hacer frente a las mismas teniendo en cuenta sus necesidades particulares. En Deudafix trabajamos para ayudar a nuestros clientes a encontrar soluciones específicas para nuestros clientes. No dejes de ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos con tus deudas.

También pueden interesarte

Ley segunda oportunidad

¿Nos Permites Ayudarte?

Nuestra función principal en el departamento de asesoría jurídica es informar a nuestros clientes de cómo van a poder resolver sus problemas con las deudas, todo ello, siempre utilizando mecanismos legales que permitan a nuestros clientes solucionar su problema de una forma eficaz y segura.

Leer más »