Cómo funciona la gestión de deuda

Como su propio nombre indica, la gestión de la deuda tiene como objetivo reunir las deudas bajo un único plan de pagos acordado que se propondrá a los acreedores. Este plan de pagos ofrecerá el reembolso a un tipo de interés más bajo y, a menudo, también buscará conseguir una reducción de la deuda total a pagar al acreedor. 

La principal ventaja de este proceso es que puede acordarse en un plazo de un mes y que acostumbra a satisfacer a los acreedores. En Deudafix queremos ayudarte a descubrir todo lo que necesitas saber sobre la gestión de deudas.

¿Qué es la gestión de deuda?

Una de las principales ventajas de la gestión de deuda es que es un proceso rápido. El resultado es el pago o el reembolso parcial de las deudas a un ritmo más lento con los intereses congelados, por lo que la cantidad que se debe no irá aumentando.

Otro de los beneficios posibles es que el plan de pagos de la deuda ha sido aceptado por los acreedores. De esta forma, como ambas partes han llegado a un acuerdo satisfactorio, tanto las llamadas de acoso por el cobro de la deuda como las amenazas se detendrán. 

A la hora de beneficiarnos de este tipo de gestión de pagos, tenemos dos opciones:

  • Proponer una cantidad reducida. En Deudafix hemos tenido éxito al ofrecer el 50% de la deuda como reembolso y proponer el resto del pago en un plazo más largo con los intereses congelados. Además de conseguir planes de amortización de hasta 7 años con una deuda reducida que ha tenido el efecto combinado de reducir las cuotas de nuestros clientes en un 75%.
  • Ofrecer el reembolso total en un plazo más largo con los intereses congelados. Esto puede reducir los pagos hasta en un 50% y casi siempre se acepta. Es el camino más rápido para dar la soluciones a nuestros clientes.

A continuación exploraremos los diferentes procedimientos que deberemos llevar a cabo para establecer un plan de gestión de la deuda eficiente. 

Requisitos para solicitar un plan de gestión de la deuda

Los requisitos son bastante sencillos:

  • Tener más de 2 acreedores y deudas totales superiores a 2.000 euros.
  • Contar con ingresos disponibles. ¿A qué nos referimos con esto? Significa que, después de haber cobrado y de haber eliminado todas las facturas importantes (electricidad, gas, agua, comida, transporte), todavía se dispone de dinero para ofrecer algo a los acreedores.

Esos son los dos únicos requisitos para solicitar este tipo de plan de gestión de la deuda

Por qué elegir la gestión de la deuda

Como ya hemos comentado, las personas que solicitan este tipo de servicio se encuentran en una situación económica complicada en la que tienen que hacer frente a un gran número de deudas. Suelen ser acosados varias veces al día por sus acreedores y quieren poner fin a la situación lo más rápido posible. 

La principal razón para elegir un plan de gestión de deuda es que se trata de la vía más rápida para llegar a una solución, ya que a diferencia de la Ley de Segunda Oportunidad, no es necesario que intervengan notarios ni juzgados.

Un plan de gestión de la deuda tampoco es una confrontación, por lo que se evita el conflicto. Les decimos a los acreedores: “queremos pagarles, nos proponemos pagarles, sólo tenemos que ajustar las condiciones”. Por eso es mejor recibido y suele provocar el cese inmediato de las llamadas de acoso y del consiguiente malestar del deudor. 

Gestión de la deuda con Deudafix, ¿cuáles son los pasos?

  1. Ponerse en contacto con Deudafix para evaluar si la gestión de deudas es la mejor opción para tu situación económica. 
  2. En Deudafix analizaremos la situación financiera contigo y crearemos una propuesta de pago con la que te encuentres cómodo. 
  3. Esta propuesta de pago se presenta a cada uno de los acreedores, que son contactados por nuestro equipo de negociación de acreedores.
  4. Una vez acordado, todas las partes firman el plan de pagos. Entonces podrás elegir entre abonar a Deudafix un único pago y dejar que nosotros nos ocupemos de distribuir los pagos y gestionar las comunicaciones con los acreedores; o bien pagar directamente a cada uno de ellos. 

La gestión de la deuda es una solución rápida y de mutuo acuerdo para los acreedores y para los clientes, que evita los conflictos y los retrasos debidos a la intervención de los tribunales. 

También pueden interesarte

Ley segunda oportunidad

¿Nos Permites Ayudarte?

Nuestra función principal en el departamento de asesoría jurídica es informar a nuestros clientes de cómo van a poder resolver sus problemas con las deudas, todo ello, siempre utilizando mecanismos legales que permitan a nuestros clientes solucionar su problema de una forma eficaz y segura.

Leer más »